top of page

¿Por qué una incubadora para la Gestión Cultural?

Actualizado: 20 feb

¿Por qué una incubadora?

¿Cómo una incubadora pasó de ser una máquina generadora de vida a un espacio atemporal, libre de colocación geográfica y con libertad creativa?

¿Por qué la gestión cultural necesita un espacio de creación?


 

Cuando se piensa en una incubadora quizá nuestro pensamiento se remite a los bebés prematuros que necesitan condiciones especiales para terminar de desarrollarse y estar listos para enfrentar su vida fuera del hospital, lo mismo pasa en microbiología, se trata de un espacio cerrado con temperatura y humedad ideal para favorecer el nacimiento de microorganismos. La característica de ambas, es que a pesar de ser un espacio cerrado, cuenta con el ambiente necesario para que suceda la transformación. 





Los últimos 10 años han sido marcados por la transición definitiva de la vida offline a la online, no debatiremos si es bueno o malo, tan sólo nos enfocaremos en que es nuestra realidad actual y a partir de ello, reforzamos la idea de que es la clave para el intercambio. Afortunadamente la profesión de la gestión cultural aún no se automatiza y por lo tanto no puede prescindir de la presencia humana, al menos no todavía. Esta presencia es la que nos impulsa en este año, compartir lo que sistemáticamente estamos realizando como Asociación desde el año 2017.


Durante todos estos años el intercambio artístico se ha dado de una manera espontánea, y de forma no tan consciente, comenzamos a sentar las bases de conexión entre artistas mexicanos y espacios ubicados en España y Francia. Nuestro objetivo siempre ha sido unir  artistas con gestores culturales y ser un escalón profesional para impulsar la trayectoria personal, al tiempo que los integramos al circuito institucional oficial, porque sí, hay un punto en la vida de todo profesional donde necesita tocar puertas en los grandes espacios. Explorar la red de profesionales independientes es la que nos impulsa más tarde, a formalizar procesos con la finalidad de alcanzar otras esferas y llevar hasta ahí proyectos que surgen de manera individual y en incubadoras urbanas, es decir, espacios citadinos que ofrecen condiciones especiales y dan forma a ideas que logran escalar en el tiempo, o bien, desaparecen porque encuentran una finalidad distinta. En cualquier caso, creemos que la experiencia de internacionalización marca un antes y un después en la vida de todo productor cultural. 



La incubadora ha sido concebida como un círculo, inspirada en la idea de Gaston Bachelard cuando escribe: La vie est probablement ronde. Filosóficamente es un ciclo eterno de incesantes repeticiones, una visión cíclica sin punto de partida capaz de envolver y proteger, creando así un edén interno fértil que invita a la concentración. Representa un espacio de pensamiento y reflexión para desmontar ideas preconcebidas e imaginar un mundo invisible fuera de nuestro alcance. ¿Cómo crearemos algo sin conocerlo? Probablemente aquí tendremos que dejarnos llevar por la imaginación y lecturas audaces, para replantearnos todo lo que hemos dado por sentado.


Por lo tanto, proponemos con esta convocatoria explorar los detalles y convertir la experiencia de la Gestión Cultural en un nicho de aprendizaje colectivo, donde a pesar de no conocernos, otorguemos un sitio a ese desconocido y trabajemos en el silencio de nuestros pensamientos. Activa-Rizomarte es una iniciativa que navegó por años en idea y gracias al contacto con estudiantes, toma forma este año con la intención de que se convierta en un proyecto anual que impulse la Gestión Cultural, y asuma la responsabilidad de promover la cultura mexicana en el extranjero.   


Participa en esta experiencia, recibimos proyectos del 20 de febrero al 30 de marzo 2024 CONVOCATORIA https://cutt.ly/twBvSgue



40 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page