¿Porqué viajamos?

Actualizado: 12 de jun de 2019

Autora Mariana Rey M.


Transhistóricamente el hombre o su ancestro ha sido nómada. A 4 o 2 piernas la movilidad estuvo centrada en la búsqueda de alimento o quizá de un refugio mejor. El impulso de desplazamiento de algunos hombres ha sido por la curiosidad de descubrir los límites ya conocidos, o mejor aún, eran inspirados por antiguos viajeros o contadores de historias.



No me detendré a entender porqué nos hemos vuelto tan sedentarios, sino que abordaré directamente la movilidad de espacios como una necesidad lógica de supervivencia. Nuestras generaciones anteriores habitaban en un tierra poco urbanizada y afortunados ellos, que crecieron a un lado de la naturaleza y al borde de los ríos. El habitante de la urbe siempre anhelará su lado más salvaje con un espíritu libre, deseando ponerse nuevamente en 4 patas y correr con todos estos músculos atrofiados por los escritorios.


¿Porqué viajas? ¿Te lo has preguntado antes?

Las respuestas son tan diversas pero claramente podrían coincidir en muchos aspectos, sin embargo hay dos clases de viajes; el que te lleva a un lugar por horas o por días o el que se extiende en el tiempo por años. Esencialmente, viajar es moverse en el espacio, salir en busca de algo o de nada. Podemos sentirnos movidos por cualquier motivo pero siempre será bueno detenerse un poco para preguntarse ¿qué nos hace querer salir y descubrir lugares? y sería ahí, donde encontraremos el sentido de nuestros propios desplazamientos. Todos serán válidos incluso los que se realicen por moda, algún día en el espacio más inesperado puede que emerja la voluntad interna de la elección de cada espacio.


Personalmente, hubo un momento en que pensar en viajar me hacía doler la cabeza y hasta podía sentir todo el cansancio asociado principalmente a las varias mudanzas que había realizado, lo cierto es que ¿cómo podría atreverme a impulsar un proyecto que de fondo me estaba generando problemas? Evidentemente, la cosa no debía tirar hacia allá porque recordaba que siempre me había gustado salir a carretera, en el que el transporte nunca me generaba mareo y en todo momento estaba atenta a lo que había allá afuera. Me frustraba un poco que poseía dos fuerzas internas, la de querer salir a conocer y la del hartazgo del cambio que eso implicaba. Afortunadamente se resolvió con un poco de estabilidad geográfica y al tiempo descubrí la energía que me impulsaba a salir, y honestamente es bien básica. Descubro los lugares mediante documentales, fotografías, libros o historias y son esos espacios que integrados con la imaginación me empujan a salir y encontrarlos, guardo sus nombres y ya luego veo dónde están. Es así como este impulso de movilidad cobra sentido y bajo ese proceso materializo el viaje, que guardo en la memoria y en el corazón con mucha felicidad.


Esta imagen estuvo dedicada a un currículum de viajes, nunca me habían pedido algo así pero me emocionó mucho el resultado.


curriculum de viajes


Comparte el tuyo en redes y cuéntanos ¿Cuál es tu proceso de movilidad? bajo el hashtag

#misdeseosdeviaje




Además, te invitamos a que formes parte de nuestros impulsos. Te estamos buscando porque

¡Nos vamos a la montaña el próximo 22 de Junio!


Daremos un torno y subiremos a la cima desde donde se puede visualizar toda la plana de Vic. Descuida, el camino está hecho y su pendiente es suave. Tendremos un breve recorrido histórico y disfrutaremos de un aperitivo ahí mismo.


¿Te apetece?


Reservas disponibles en

AQUI





Contacto:

rizomarte.org@gmail.com

+ 34 644 844 671

Barcelona, España