La libertad comienza con la libertad de pensamiento: Patricia Sánchez



La imaginación trae consigo fusiones extraordinarias, es tan precisa que logra hacer de la fantasía una realidad comprobada, ya que en ella existen los elementos necesarios para recrear mundos inhóspitos o mágicos, y lo refuerzo con Roberto Doria Medina Eguía, cuando en el libro El arte y la locura inició su intervención con una premisa muy interesante:

“Intentar cambios en la naturaleza circundante y penetrar en el misterio que la envuelve es propio, muy propio del hombre quizá lo define como tal. Un aceptar su condición… eludiéndola. Una tendencia primaria de defensa y adaptación.”

Por lo que ahora el turno a esta entrevista le corresponde a una mujer, excelente creadora que ha buscado interiorizar su entorno a través de lo que ha construído; el punto intuitivo que la hace crear y transmitirse. Veo propicio distinguir su forma de converger en su creación, entre su intimidad y su exterior, lo cual la identifica y responde a varias de sus creencias, así como pareciera en algunas ocasiones una solución a sus cuestionamientos.

Sin duda ha sido una experiencia gratificante conocerla, pero sobre todo la forma en la que se comparte a través de sus creaciones. Hace una fusión distintiva en sus metáforas, utiliza elementos que liberen los conceptos, como la libertad, el misterio, la imaginación aquellos conceptos que nos hacen conocernos a nosotros mismos. Por crear puede ser, sin duda, un diálogo.

Conoce más de Patricia Sánchez Saiffe


Libertad de movimiento: Articulare, óelo/tela 50 x 40 cm, 2017

R: ¿A qué te dedicas ¿cuáles son tus actividades diarias?

P: Mi profesión en las artes visuales me permite integrar fácilmente el ser mamá, esposa y profesionista, ya que toda mi cotidianeidad me permite estar en constante disciplina y al mismo tiempo en movimiento, lo cual nutre mis temas que expreso principalmente mediante la pintura.

R: ¿Te gusta leer, quiénes te ha influenciado, cuáles son tus lecturas; ¿te gusta el cine, la música?

P: Si. Los autores que más me han influenciado a lo largo de mi vida, por nombrar algunos, son: Eduardo Galeano, Jaime Sabines, Julio Cortázar, Michael Ende, José Saramgo, los estudios de Carl Jung, Neil deGrasse, Carl Sagan, Stephen Hawking, Andre Comte Sponville, Hans Christian Andersen, Robert Louis Stevenson, Edgar Allan Poe… Me gusta leer poesía, periodismo crítico, ensayos, filosofía, investigaciones científicas, obviamente también los temas relacionados con el arte, desde su historia, la simbología, hasta materiales y metodologías experimentales. Me gustan los documentales, las películas con guiones creativos, la música es parte integral en mis procesos de ejecución de las piezas que realizo, aunque me gusta bocetar en silencio la mayoría de las veces.

R: ¿Qué te preocupa actualmente del país en el que vives?

P: La falta de un compromiso real por mejorar nuestras bases sociales. Cada vez percibo la ruptura desde dentro de forma más profunda y contínua. Ya ni qué decir de la intolerancia, inseguridad y dogmatismo.

R: ¿Qué es para ti la imaginación?

P: La fuente de la creación.

R: Si la libertad la pudieras pintar ¿cómo sería, la has pintado?

P: Si la he pintado, esculpido y hasta grabado. Ha sido un tema constante y profundo que marca mi obra. Comencé pintándola de rojo, por ser el contrario al verde que comúnmente simboliza la esperanza; la cual para mi, más que ser un aliciente, es un sedante ante la acción y el sentimiento de urgencia, lo cual como respuesta genera una limitante en la libertad de movimiento, crecimiento y sed de conocimiento. También manejé símbolos de jaulas vacías y abiertas, apiladas una encima de otra formando un gran gorro sobre la cabeza de, en este caso, mi hija. Con pájaros volando a su alrededor y otros reposando con tranquilidad entre ellas. Para mi, la libertad comienza con permitirnos una libertad de pensamiento, de romper con lo rígido y generar los propios paradigmas y conceptos, creencias y estructuras no heredadas o aprendidas, sino todas aquellas razonadas y estudiadas a profundidad, es decir, a medida de comprometerse realmente en el auto conocimiento, uno va liberándose de todo aquello que en realidad no deseamos seguir repitiendo y cargando en nuestro linaje.


Libertad, acrílico y óleo/tela, 160 x 120 cm, 2012

Después de este primer trabajo literal sobre la Libertad, he seguido pintándola bajo diversos conceptos. La libertad por expandirse, por conocimiento, de movimiento, de defender los ideales y perceptos propios, del desapego…


Expandirse y conocimieto: Nébula, óleo/tela, 100 x 80 cm, 2016


Defensa del yo y autoconocimiento: Los miedos del sistema, óleo/tela 60 x 50 cm, 2017


Desapegos: Ingravidez, acrílico, óleo, oro y plata sobre tela, 90 x 80 cm, 2016.

Viéndolo detenidamente, la búsqueda de la libertad personal ha sido mi línea de desarrollo y crecimento tanto en lo propio como en lo profesional.