top of page

La función de un parque urbano y su evolución inclusiva.


Al pensar en espacio público, vienen a la mente áreas y lugares accesibles a todas las personas sin restricciones, donde se desarrollan actividades sociales, culturales, recreativas y cívicas. Estos espacios son fundamentales para la vida urbana porque son esenciales para el bienestar integral de las ciudades y sus habitantes. En el espacio público existe una interacción social, la recreación, la cultura y la educación, al tiempo que promueven la salud, el medio ambiente y la economía. En el espacio público se refuerza la cohesión comunitaria, contribuyendo a la creación de ciudades más vibrantes, “inclusivas y sostenibles”.


“Entre los espacios públicos importantes se encuentran las áreas verdes, definidas de manera general como aquellos espacios abiertos que se encuentran cubiertos con vegetación” (Martínez y González, 2020: 2). Dichos espacios pueden estar directa o indirectamente disponibles para los ciudadanos. Esto incluye corredores verdes, jardines residenciales y parques en sus diferentes escalas. El parque en la ciudad, a grandes rasgos, se consideró como un espacio que se contraponía a la creciente urbanización que arrasaba con la naturaleza. Es decir, por un lado las ciudades crecían generando diferentes tipos de contaminación. Por otro lado, el parque en la ciudad  se concebía como un espacio para la relajación y contemplación de la naturaleza.


En ese sentido, el parque en la ciudad es un parque público: elemento ambiental que ofrece a la ciudadanía una serie de servicios. Esta idea ya estaba presente en las culturas antiguas, por ejemplo, en las culturas griegas se sacralizaban sectores de naturaleza para uso público, se trataban de bosques sagrados relacionados con el culto a Apolo y Dionisio. En estos espacios se recreaba a la naturaleza para su uso y disfrute. Otro ejemplo, muchos años después, es el Campo de Marte del Imperio Romano. Este espacio fue una gran extensión de áreas verdes adornadas con esculturas, donde los soldados y los jóvenes aspirantes a serlo realizaban ejercicio.













Tostado (5 de julio del 2024). Recreación de la ciudad antigua de Roma. Foto recuperadad de https://franciscojaviertostado.com/2017/04/19/el-campo-de-marte-de-roma-un-terreno-nada-marciano/


Tostado (5 de julio del 2024). Recreación de Campo Marte. Foto recuperadad de https://franciscojaviertostado.com/2017/04/19/el-campo-de-marte-de-roma-un-terreno-nada-marciano/


Continuando de manera lineal, en el Renacimiento los parques y jardines tenían un carácter de uso privado. Tener un jardín era muestra de tener también una gran construcción arquitectónica, por ende, significaba estar ligado a élites económicas o de sangre. En Inglaterra surge el Hyde Park, mandado a diseñar por Enrique VIII en 1536 y abierto al público en 1634. Tiempo después en Francia, al gusto por lo desmesurado y excesivo la historia del arte lo llamó barroco, y bajo este estilo surgieron los lujosos jardines franceses como los del Palacio de Versalles, que inicialmente fueron de uso exclusivo para Luis XIII en 1624 y tiempo después abiertos al público los domingos a partir del año 1634. Luego, con la caída de las coronas debido a ideas liberales se fueron reivindicando los parques y jardines para su uso y disfrute por el pueblo, sin restricciones como lo estaba en Francia.


En  otro momento de la historia, la revolución industrial trajo consigo el incremento de la población, por ende, una mayor y compleja urbanización. Sumado a eso, la mala ética de los dueños de los medios de producción hacia sus trabajadores y al medio ambiente, fueron parte de los problemas de las sociedades industriales. Así, las demandas sociales no se hicieron esperar, exigiendo mejores condiciones tanto laborales, como en los espacios públicos.


Es por eso que, en el siglo XIX se concibe al parque ya no solo como espacio de esparcimiento y recreación, sino como un factor de higiene y servicio público, gestionado por el Estado en sus diferentes niveles. De esta forma, los parques van adquiriendo más y diferentes funciones como: función recreativa y de esparcimiento; reguladores del medio ambiente; función higiénico-sanitaria; función estética, y función didáctico-educativa.


La función recreativa de un parque urbano es multifacética, ofreciendo oportunidades para el ejercicio físico, la recreación infantil, la relajación, eventos culturales, la observación de la naturaleza y la interacción social. Estos espacios son esenciales para mejorar la calidad de vida en las ciudades, proporcionando un respiro del entorno urbano y promoviendo el bienestar físico, mental y social de sus habitantes. Algunos ejemplos son los conciertos, el teatro al aire libre y los próximos juegos olímpicos a realizarse en París 2024.


Sin embargo, al ser multifuncional y ser parte de la ciudad no debe existir una ruptura entre naturaleza y ciudad, sino una interdependencia, esto es, que el parque urbano tiene que concebirse como parte de la ciudad y viceversa, la ciudad es parte fundamental de la naturaleza. Entendido de esta forma, dicha interdependencia es asimismo un sistema verde urbano, que se constituye por un gran parque público, de área organizada como parque libre rico en árboles, plantas y láminas de agua.


Ville de Lyon. (2024). Lago del Parc de la Tête d'Or. Foto recuperada de https://www.lyon.fr/evenement/conference/les-conferences-embarquees


Ahora bien, la función educativa del parque ofrece grandes posibilidades de educación ambiental, lo que proporciona a los educandos una valoración a la naturaleza. Asimismo, esta educación formará parte integral de su formación como ser humano. Bajo esa óptica, las actividades de Lyon Nature son excelentes oportunidades para descubrir o redescubrir toda la riqueza que rodea a sus habitantes. Por ejemplo, mediante un juego de lotería se puede dar a conocer algunos de sus elementos que forman parte del patrimonio vegetal de la ciudad de Lyon, en Francia.


Desde hace más de 10 años, Lyon adopta una política dinámica y proactiva para recuperar los espacios urbanos con el fin de ofrecer a la población el mejor entorno de vida posible, preservando o creando nuevos espacios naturales. En la actualidad hay más de 300 parques abiertos tanto a los lugareños como a los visitantes amantes de la naturaleza. Dentro de sus barrios es común encontrar parques como el Parc de la Feyssine; Parc de Gerland; Parc de la Cerisaie; Parc des Hauteurs, y el Parc de la Tête d'Or.


El parque Tête d'Or, de 150 hectáreas, es el lugar favorito de los lyoneses y uno de los parques más grandes de Europa. Por más de 150 años, ha sido el pulmón verde de Lyon con praderas, lagos y arboledas centenarias. Su recreación de llanuras africanas alberga animales en semicautiverio. El jardín botánico, invernaderos tropicales con 16.000 especies y 3 rosaledas atestiguan la importancia histórica de las rosas en la ciudad.


La Concejalía de Biodiversidad y Naturaleza de la Ciudad gestiona un patrimonio excepcional de más de 430 hectáreas de parques, plazas y jardines, puestos a disposición de todos. Estos espacios públicos son oportunidades para descubrir o redescubrir las facetas del mundo vivo que nos rodea, ya sea animal o vegetal. Lyon Nature, del Departamento de Biodiversidad y Naturaleza de la ciudad, ofrece varias actividades para realizar durante las vacaciones tanto de invierno, como en verano en el parque Tête d'Or.


Lyon Nature es el servicio educativo de la Dirección de Biodiversidad y Naturaleza en la ciudad de Lyon. A lo largo del año, mediadores te invitan a descubrir la biodiversidad local y exótica en parques y jardines, en el Jardín Botánico y en el Parque Zoológico, a través de visitas, talleres y eventos para todos. Ante el crecimiento de una ciudad más urbana que nos ha alejado de este entorno, fuente de numerosos beneficios, su objetivo es reconectar con este patrimonio. Dentro del mismo objetivo se encuentra vegetalizar la ciudad y poner la protección de la vida en el centro de su proyecto.


Parc de la Tête d'Or. (2024). Parc de la Tête d'Or. Foto recuperada de https://www.lyon.fr/lieu/parcs/parc-de-la-tete-dor





Referencias


García, A. (1989). El parque urbano como espacio multifuncional: origen, evolución y     principales funciones. Paralelo 37, (13), 105-112.


Lyon Nature. (2023). Activités lyon nature, Parcs et jardins, Jardin Botanique et Parc     zoologique de Lyon. Lyon Nature.


Martínez, V. & González, J. (24 de febrero del 2020). Parques urbanos: un enfoque para su estudio como espacio público. Intersticios sociales, (19), 67-86. https://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2007- 49642020000100067


Only Lyon. (3 de julio del 2024). Les Estivales Lyon nature - À l'ombre de la forêt.           https://www.lyon.fr/evenement/atelier/les-estivales-lyon-nature-lombre-de-la foret


Rossetti, M. (2001). Spazio y arredo urbano. Edizioni Kappa.


Ville de Lyon. (2024). Parc de la Parc de la Tête d'Or. https://www.lyon.fr/lieu/parcs/parc-de-la-tete-dor

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page