Árbol de Porfirio II


Segunda parte de la investigación para la convocatoria "Crea el logotipo de RIZOMARTE"

Télécharge l'article en français

El griego Diogenes Laercio[1] reúne en Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres los escritos de los fundadores de las distintas escuelas de filosofía y sus continuadores, empezando con los presocráticos como Tales[2] y su discípulo Anaximandro[3] de la Escuela de Mileto, el discípulo de Anaximandro Pitágoras [4] y el Pitagorismo, hasta Sócrates [5]. Continúa con Platón y la Academia, el Cinismo de Antistenes[6] y su discípulo Diógenes de Sínope[7], Zenón de Citio[8] y el estoicismo, Epicuro[9] y el epicureísmo, hasta los filósofos romanos. También reúne muchas obras de Aristóteles y el Liceo, entre ellas las que tratan de la lógica con el título de Órganon (de Órgano, Herramienta, Instrumento en griego). En este último se incluye el libro de Las Categorías, obra mayor de Aristóteles y del pensamiento occidental.

Para entender el árbol de Porfirio y su autor, hay que volver sobre el problema de los universales, que es el nombramiento y la definición de todo lo creado por el universo, establecido por Platón y Aristóteles. Este último en su búsqueda de la sabiduría, desarrolla conceptos que mejoran o que se oponen a los de su antiguo maestro. La diferencia de percepción se halla en la oposición del concepto de idealismo en dos filosofías la del conocimiento y la del espíritu, visibles en las ciencias naturales y las ciencias humanas y sociales. Pero de esta oposición surgen otras dos, la dualidad por una parte, entre el idealismo y el realismo[10] en la filosofía del conocimiento, y por otra, el idealismo y el materialismo[11] centrado en la filosofía del espíritu. A estas se le puede añadir la también clásica oposición entre el racionalismo[12] y el pragmatismo[13]. Es decir, son clasificaciones que opusieron no solamente los pensadores sino cualquier ser humano antes de Platón y Aristóteles hace 3000 años, y quizá antes de las primeras civilizaciones urbanas y del desarrollo de la escritura hace 10 000 años en Mesopotamia, o durante el comunismo primitivo[14] de las poblaciones humanas nómadas, mediante la facultad de pensar y tener sentidos. Los sentidos por su parte, tienen tres significados: primero, como significaciones o representaciones; segundo, como emociones o sentimientos; tercero, como dirección.


Scuola di Atene (La Escuela de Atenas) Raffaello Santi (Rafael), pintor y arquitecto humanista de Urbino, siglos XV y XVI

Las tres categorías duales anteriores se desarrollan así:

1.- El idealismo en la filosofía del conocimiento considera que hay un mundo construido socioculturalmente por la mente, mientras que el realismo considera que el mundo externo tiene una existencia independiente de la conciencia o del conocimiento que se puede tener de él. Aquí se trata de la comparación u oposición de dos elementos, el idealismo como inteligible de Platón aunque pudiera ser también realista, y el realismo como sensible de Aristóteles.

2 -El idealismo de la filosofía del espíritu de Aristóteles, maestro del futuro Alejandro el Grande, macedonio como él, considera que el espiritu es el sustrato de la materia mientras que el materialismo considera que la materia es el sustrato del espíritu. En bases al idealismo creó la filosofía de la Naturaleza, o física en griego, y lo que llamaba la “Filosofía primera”, obra llamada Metafísica por sus discípulos Teofrasto o Andronico de Rodas.

Después de la traducción de la Metafísica de Aristóteles, fue interpretada en la Edad Media por los musulmanes, el persa Avicena[15] y el Andaluz Averroes[16] comparándola con el Corán. En el caso de los cristianos el escolástico napolitano Santo Tomas de Aquino[17] hizo la comparación con la Biblia-compuesta de la Tanaj judia o antiguo testamento, el nuevo testamento cristiano, con la nueva disciplina de la teología. A su vez, la escuela de Salamanca desarrolla la doctrina de Santo Tomas de Aquino teniendo entre sus pensadores a Francisco de Vitoria[18].


Dialogo entre Averroes de Cordoba, siglo XII d.c. y Porfirio de Tiro, siglo III d.c. (Parte de abajo)

Liber de herbis et plantis (Libro de hierbas y plantas), Manfredus de Monte Imperiali, Reino de Sicilia de los Hohenstaufen del Sacro Imperio Romano Germánico. Gallica-Bibliothèque Nationale de France

Porfirio junto a Plotino, hicieron una re-interpretación de Platón mezclada con el misticismo de Pitágoras y las religiones de Oriente Medio. Concebían un idealismo de la filosofía del espíritu y este idealismo era un Monismo[19], es decir que cuerpo y espíritu formaban uno solo. Es diferente del dualismo del monoteísmo[20] cristiano, religión oriental de la época de Porfirio, en la que existe una dualidad materia-espíritu que prevalece hasta hoy.

El monismo de Porfirio afirma que sólo hay Espíritu, esta idea se transmitió a los filósofos neo-platonicos bizantinos Georgios Gemistos Pletón[21], Ioannis Argiropoulos[22], y luego a los florentinos (de la República de Florencia) Marsilio Ficino[23], Giovanni Pico della Mirandola[24], los Medici[25] de la Academia de Florencia y del Renacimiento Italiano. El pensamiento neo-platónico de Porfirio era una forma de deísmo (significa un dios en griego), cuando en otras religiones del Oriente como el judeo-cristianismo, dentro del imperio romano.

Los pueblos semíticos como los fenicios o los cananeos tenían un Dios Dominante dentro de su politeísmo llamado Baal o El en sus lenguas. Es probable que Baal se volvió un Dios único en la tradición judía, pero con el nombre de Yahveh, y es el mismo Dios en el cristianismo y en el Islam.


Diálogo entre Galeno de Pérgamo, siglos I y II d.c. y Hipócrates de Cos, siglos V y IV a.c. (Parte de Abajo)

Liber de herbis et plantis (Libro de Hierbas y plantas), Manfredus de Monte Imperiali, Reino de Sicilia de los Hohenstaufendel Sacro Imperio Romano Germánico

Gallica-Bibliothèque Nationale de France

Finalmente el Árbol de Porfirio encontró similitud con el Árbol de Vida del Judaísmo esotérico y ocultista de la cábala (que en hebreo significa recepción) o de la obra Árbol del Conocimiento o Árbol de la Ciencia del misionero de los países catalanes Ramón Llull.

Sobre el materialismo opuesto al idealismo de la filosofía del espíritu de Aristóteles, hay dos ramas:

La primera es el atomismo de Demócrito[26] en el cual se inspiró Epicuro que a su vez inspira a Marx[27] cuando empieza a separarse del idealismo de Hegel[28] con su tesis Diferencia de la filosofía de la Naturaleza en Demócrito y Epicuro (Differenz der demokritischen und epikureischen Naturphilosophie).

La segunda es el panteísmo[29] que nos inspira en RIZOMARTE. Es un materialismo inmanente y un espiritualismo, un monismo que tiene su lugar en la naturaleza y el universo como materia y espíritu. Aristóteles es el primero en hablar claramente de la filosofía de la naturaleza. Es presente en el Estoicismo que retomó saberes de las escuelas filosóficas anteriores. En Oriente, religiones y filosofías como el hinduismo, el budismo y el taoísmo, independientemente del Occidente, desarrollaron también una filosofía de la naturaleza, porque es común al ser humano. Luego en el fin del Siglo XVIII y en el siglo XIX, Schelling[30] empieza a desarrollar su “Naturphilosophie” dentro del idealismo y del movimiento artístico y cultural del romanticismo alemán opuesto a los extremos del humanismo de la ilustración, del positivismo, del capitalismo patriarcal en las revoluciones de ese momento y hasta la época actual. Él empieza con obras como Ideas para una Filosofía de la Naturaleza o El alma del mundo. Continua la obra de Spinoza[31] la Metafísica o la Ética y su concepto de “Natura Naturans”-o Naturaleza-Universo creándose-contra “Natura Naturata” -Naturaleza-Universo creado por un dios creador como el dios cristiano. Y lo hace junto a sus amigos Goethe[32] y Hahnemann[33] que recuperan la enseñanza de la medicina tradicional occidental desde Hipócrates de Cos[34] como la herboristeria similar a la medicina china o la medicina india, y la concepción de lo psicosomático.

De hecho el primero en darle nombre, no a la disciplina de estudio, lo que hizo Aristóteles, sino al panteísmo o naturalismo fue Anaximandro, discípulo de Tales, de la escuela de Mileto. El concepto de Anaximandro es aquel del “Apeiron” que significa sin límites, sin fin, sin definición, sin engendramiento, ultimo en griego, lo mismo que el “Wujitu” Taoísta o el “Dharma” hinduista, jainista y budista (que significa ley u orden cósmico en sanscrito y en pali).

Sobre la oposición entre el racionalismo y el pragmatismo:

3 - El racionalismo, relativo a la razón y a lo intelectual y el pragmatismo relativo a la práctica y la experiencia, por ejemplo lo emocional y sensitivo. Platón era racionalista, se puede observar en su trabajo sobre la filosofía moral (del griego ética) y política-polis que significa ciudad en griego-y en su concepción de la justicia, la virtud, del bien, del amor y de la búsqueda de la sabiduría que es el fin de la filosofía cuando la filosofía es el medio para desarrollar el humano individualmente y organizado colectivamente, tal como lo explica dentro de su obra República. Sin embargo, Aristóteles completa a Platón con la búsqueda de la felicidad, del placer frugal y demás éticas en la práctica dándoles un fin específico y práctico según sus obras Ética a Nicómaco, Ética a Eudemo y la Política.

RIZOMARTE forma un nuevo árbol de Porfirio.


Lucas Cranach der Ältere, Lucas Cranach el Viejo, pintor humanista de Kronach, siglos XV y XVI La Edad de Oro, 1530, Oleo sobre Madera, 75 x 103, Nasjonalgalleriet, Oslo, Suecia


Lucas Cranach der Ältere, Lucas Cranach el Viejo, pintor humanista de Kronach, siglos XV y XVI, La Edad de Oro, 1530, Oleo sobre Madera, 73 x 105, Bayerische Staatsgemäldesammlungen, Alte Pinakothek, Munich, Alemania.

Lee más

Árbol de Porfirio parte I

Arbre de Porphyre partie I

Árbol de porfirio parte III: Inspiración e Interpretación

Referencias:

[1] Escritor griego-Imperio Romano, del Siglo III d.c. Encyclopédie Larousse

[2] Filósofo y sabio griego de Mileto, Ionia, Asia Menor, Grecia de los siglos VIII y VI a.c. ibídem

[3] Filósofo y astrónomo griego de Mileto, Ionia, Asia Menor, Grecia del siglo VI a.c. ibídem

[4] Filósofo y matemático griego de Samos, Ionia, Asia Menor, Grecia de los siglos VI y V a.c. ibídem

[5] Filósofo griego, Grecia, del siglo V a.c. ibídem

[6] Filósofo griego de Atenas, Grecia, de los siglos V y IV a.c. ibídem

[7] Filósofo griego de Sinope, Grecia, siglo IV a.c. ibídem

[8] Filósofo griego, Grecia, de los siglos IV y III a.c. ibídem

[9] Filósofo griego, Grecia, de los siglos IV y III a.c. ibídem

[10] Doctrina que afirma que el conocimiento de lo real constituye lo real en sí mismo, que ese conocimiento sea la sola realidad o que al lado de ella figure una otra realidad, el objeto a lo cual se aplica. Dictionnaire Larousse

[11] Doctrina filosófica que afirma la primacía de la materia sobre el espíritu. Ibídem

[12] Disposición del espíritu que acuerda valores sólo a la razón, al razonamiento. Doctrina según la cual nada de lo que existe encuentra una explicación extranjera a lo que la razón humana puede aceptar (por oposición al irracionalismo). Sistema filosófico según el cual los fenómenos del Universo competen de una causalidad comprensible y leyes estables. Dictionnaire Larousse

[13] Doctrina que toma por criterio de verdad el hecho de funcionar realmente, de funcionar de manera práctica. Ibídem

[14] Se refiere a una etapa del desarrollo de las formaciones socioeconómicas, caracterizadas por el bajo nivel de desarrollo de las fuerzas productivas, la propiedad colectiva de los instrumentos de producción y distribución igualitaria de los productos. Los hombres estaban organizados en grupos nómadas de recolectores-cazadores-pescadores y la actividad laboral humana se basaba en la cooperación simple.

[15] Filósofo y médico persa de Bujará, actual Uzbekistán, siglos X y XI d.c. Encyclopédie Larousse

[16] Filósofo y teólogo islámico andaluz de Córdoba, actual España, siglo XII d.c; Ibídem

[17] Filosofo y teólogo cristiano napolitano del Castillo de Roccasecca, Aquino, Reino de Napoles, Pre-Reino de las dos Sicilias, siglo XIII d.c. Ibidem

[18] Filósofo y teólogo cristiano español de Burgos, Reino de las Españas, siglo XVI d.c. Encyclopédie Larousse

[19] Doctrina segun la cual el mundo es consistuido por una sola sustancia, que se llama materia, como los materialistas, o espiritu, como los espiritualistas. Dictionnaire Larousse

[20] Religión que sólo admite la existencia de un dios único. Ibídem

[21] Filosofo y humanista bizantino de Constantinopla o Bizancio-Imperio Bizantino, actual Estambul-Turquia Encyclopédie Larousse Siglos XIV-XV d.c. Encyclopédie Larousse

[22] Filosofo neoplatonico bizantino de Constantinopla, Maestro de Lorenzo de Medici, Siglo XV d.c. Ibidem

[23] Filosofo neoplatonico florentino-Republica de Florencia, Siglo XV d.c. Ibidem

[24] Filosofo y humanista modenes-Ducado de Módena, Siglo XV d.c. Ibidem

[25] Familia de Banqueros de Florencia, plutócratas y luego duques-aristócratas florentinos Ibídem

[26] Filosofo tracio-griego de Abdera, Tracia, Grecia, siglos V y IV a.c. Encyclopédie Larousse

[27] Teórico del socialismo y revolucionario de Tréveris, Reino de Prusia, Confederación germánica, siglo XIX d.c. ibídem

[28] Filosofo de Stuttgart, Ducado de Wurtemberg, Sacro Imperio Romano Germánico, siglos XVIII y XIX d.c. ibídem

[29] Sistema filosófico de quienes creen que la totalidad del universo es el único Dios Diccionario de la lengua española, Real Academia Española

[30] Filosofo de Stuttgart, Ducado de Wurtemberg, Sacro Imperio Romano Germánico, siglos XVIII y XIX d.c. ibídem

[31] Filosofo holandés de Ámsterdam, Condado de Holanda, Países-Bajos del Norte, siglo XVII Ibídem

[32] Escritor de Fráncfort del Meno, Ciudad libre del Sacro Imperio Romano Germanico, siglos XVIII y XIX Ibidem

[33] Medico de Meissen, Reino de Sajonia, Sacro Imperio Romano Germanico, siglos XVIII y XIX Ibidem

[34] Medico griego de Cos, Grecia, siglos V y IV a.c. Ibidem

#convocatorias #cuerpo #filosofía #humanista

393 vistas

Contacto:

rizomarte.org@gmail.com

+ 34 654 497 572

Barcelona, España